A menudo nos preguntamos si los españoles somos personas solidarias. Numerosos estudios señalan que así es: reaccionamos de forma muy activa ante catástrofes puntuales y llevamos 26 años encadenando el título de líderes mundiales en donaciones. El estudio CAF World Giving Index de 2017 nos sitúa en el número 71 de la lista de países más solidarios del mundo teniendo en cuenta tres parámetros: la ayuda a desconocidos, las donaciones económicas y la participación en actividades voluntarias.

Pero dentro de nuestro país, ¿quiénes son los más activos cuando se trata de colaborar con ONG y asociaciones con fines solidarios? ¿Hay una gran diferencia entre hombres y mujeres, o entre personas que viven en zonas urbanas y las que lo hacen en el rural? El informe La realidad del socio y donante 2017 de AEF, que recoge datos sobre las colaboraciones recurrentes de socios a Entidades No Lucrativas (ENL), permite perfilar la imagen del donante español.

Así es el Perfil del Donante en España

Mujeres de núcleos urbanos, son, según el estudio, quienes más donaciones realizan en España. Las mujeres superan a los hombres en un 0,8% (50,8% de las donaciones vienen de su mano). A pesar de ser una diferencia pequeña, la cifra es significativa ya que supone más de un punto de diferencia con respecto a los datos del año anterior.

En lo que respecta a la edad, más de la mitad de los donantes son mayores de 55 años. Los menores de 35 suponen menos de un 10% de las aportaciones económicas. Resulta significativo también que más de la mitad viven en ciudades de más de 100.000 habitantes (tan solo Madrid ya acumula el 12’9% de las donaciones de todo el país).

La formación educativa de estos socios es superior a la media nacional. En cuanto a  su nivel económico, es medio-alto. Estos datos, obtenidos tras analizar un total de 3.980.000 socios, nos permiten perfilar la imagen del donante como una mujer de mediana edad, con una capacidad adquisitiva que supera la media y reside en  un núcleo urbano.

España, sobre el mapa

Las diferencias en el número de donaciones no se encuentran solo entre las ciudades y los núcleos más pequeños. La distribución total de socios activos varía también entre comunidades autónomas y provincias. Madrid reúne más del 20% del total de socios de las Organizaciones No Lucrativas españolas. Le siguen otras dos provincias que cuentan con grandes ciudades: Barcelona (con un 11%) y Valencia (con un 4,4%). A la cola están Ceuta y Melilla, que reúnen tan solo el 0,1% de los donantes del país, y otras provincias como Ávila o Zamora, con población muy envejecida, que alcanzan solo el 0,3% respectivamente.

En el caso de hacer una relación entre el volumen de socios y el número de habitantes de cada provincia, los porcentajes son más altos en el norte. Destacan provincias con poca población como Huesca (13%) o Soria (11%), pero también comunidades autónomas como el País Vasco, Navarra o Asturias.

Sin embargo, al analizar los datos de aportación según la renta per cápita de cada provincia (con datos de 2013), el resultado deja en mejor lugar a andaluces y extremeños. Su aportación es mayor en relación a su capacidad económica.

Así se ve la situación desde las ONG

En España, la colaboración media de un socio con una misma ONG es de 8,4 años. Casi el 30% de los socios lleva más de 10 años colaborando con la misma organización. En el extremo opuesto se sitúan los que llevan menos de un año, y que suponen un 13,04% del total. Resulta llamativo también que esta cifra baje a un 11,36% en los donantes que llevan entre un año y dos: esto indica que casi un 2% del total abandonan tras un año de colaboración.

Estos datos están estrechamente ligados con las aportaciones económicas finales: según las cifras que maneja el estudio de AEF, los asociados aportan más cantidad de dinero a partir del tercer año de colaboración con una misma entidad.

Las donaciones, en cifras

En total, las Organizaciones No Lucrativas españolas recaudaron un total de 456 millones de euros a través de cuotas de asociados activos en 2016. Más del 40% de los socios aportan entre 100 y 200€ anuales, mientras que solo un 14,46% aporta menos de 50. Las donaciones más altas, superiores a 500€, suponen menos del 2% del total. Estas cifras resultan en una cuota media de asociado de 133€ anuales. Cantidad que no ha cambiado prácticamente desde 2014 pero sí desde 2012, cuando alcanzaba poco más de 127€.

En 2016 se recaudaron más de 456 millones de euros para distintas ONG. Sí, los españoles donan. Haga clic para Tweet

Los datos del estudio nos permiten conocer a la perfección el perfil del donante en España y, por tanto, hacer una relación directa entre la forma en que se captó cada socio y la cuota que aporta. La media de donaciones de aquellos que fueron introducidos en la ONG por invitación de un familiar o amigo (member get member), supera los 229€ anuales. Y es que las formas de captación tienen mucha influencia en la relación que se establece entre la ONG y el donante.

Las técnicas que están atrayendo más socios actualmente son el telemarketing (que supone el 35’5% de asociados totales) y el face to face (32,5%). Llama la atención el hecho de que el canal digital representa tan solo un 6% del origen directo de los miembros.

Los socios ganan terreno a las subvenciones públicas

Este ligero aumento de las aportaciones ha ido acompañado de una caída en el volumen de las subvenciones. En 2011, las aportaciones de las administraciones públicas y las donaciones de empresas privadas suponían el 51% del total. En 2016, la cifra alcanzó tan solo el 45,55%.

La tendencia parece indicar que la importancia de las subvenciones de las Administraciones Públicas seguirá decreciendo de forma continuada a favor de las donaciones particulares. En 2017, el total de las ayudas y subvenciones públicas (tanto para entes mercantiles como no mercantiles) alcanzó los 2.358 millones de euros, un 41,7% menos que en 2016.

Cifras positivas respecto a la tasa de bajas

De igual manera que captar nuevos socios es importante para mantener y potenciar una ONG, el trabajo fidelización es fundamental. Mantener a los socios es señal de que la entidad cumple con su cometido y satisface sus expectativas. Es importante, además, en términos económicos, ya que como señalan las cifras los asociados aportan más cantidad de dinero a partir del tercer año de colaboración.

En este sentido, los números arrojan datos positivos: la tasa de baja de socios continúa una tendencia global decreciente desde 2012 (aunque durante el último año ha bajado de forma ligera). En 2012 la tasa de bajas rondaba el 10%. Llegó a bajar un 6,33% en 2015, para subir ligeramente a un 6,96% en 2016. Son cifras que invitan al optimismo, y que se están acercando a la más baja de la última década. Esta se dio en 2011, antes de la crisis económica, y se reducía a un 6,16%.

El estudio señala que el 27% de las bajas se dan por motivos económicos. Más del 36% se dan de forma automática por impago.

Así son las tendencias

En cifras generales, podemos hablar de un aumento del peso que van adquiriendo los socios en la financiación de las ONG en España. Frente a 34% de 2015, en 2016 el dinero obtenido mediante las cuotas supuso un 37,8% del total de su financiación. Pero además, se aprecian otros cambios significativos respecto a los datos de años anteriores:

  • Las aportaciones por parte de mujeres crecieron casi un punto en un año.
  • El telemarketing, el mayor canal de captación, atrajo al 35,5% de asociados frente al 30% de 2015. Los captados mediante procedimientos face to face subieron también a un 32,5% de un 24%. Sin embargo, el canal digital representa un 6% frente al 10% de 2014.
  • La vida media de un socio que colabora con una ONG es de 8,4 años, lo que supone una pequeña disminución con respecto a la colaboración media de 2015, de casi 9 años.
  • El número de socios que lleva más de 10 años colaborando con la misma organización disminuyó a un 29,9% en 2016 frente al 34,5% de 2015.
  • El número de asociados que aportan entre 100 y 200€ anuales creció de un 36,5 en 2015 a más del 40% en 2016. A su vez, aquellas donaciones de menos de 50€ se vieron reducidas de un 17,4 a un 14,46%, y las de más de 500€ aumentaron un 0,20%. Por tanto, las donaciones son en general más altas.
  • Tan solo las donaciones de aquellos socios que llevaban más de 5 años con la misma ONG eran más altas en 2015 que en 2016.
  • En 2015 la tasa de baja de socios fue casi tan baja como en 2011, antes de la crisis. En general, continúa una tendencia global decreciente desde 2012.

Una radiografía del sector

El informe La realidad del socio y donante 2017 fue realizado por petición de la Asociación Española de Fundraising (AEF). Su objetivo es mostrar información relevante sobre los socios de Entidades No Lucrativas. Este informe permite a organizaciones y entidades poder entender mejor en qué punto se encuentra el donante español, y poder así establecer sus estrategias. La Asociación Española de Fundraising, creada en 1997, es una organización no lucrativa que busca fortalecer la actividad de captación de fondos en España.

Además, el estudio se llevó a cabo gracias a la colaboración de ONG y entidades como Unicef, Acción contra el hambre, la Asociación Española contra el Cáncer, Médicos sin Fronteras, Amnistía Internacional, Save the Children o Greenpeace, entre muchas otras.  

La realidad del socio y donante 2017 se realizó a partir de datos del ejercicio de 2016. En total, se tomaron como referencia los recursos totales gestionados por las entidades participantes (más de 1.000.000.000 de euros) y se analizaron un total de 3.980.000 socios.

¿Y cómo somos en relación con el resto del mundo?

El World Giving Index 2017, el informe desarrollado por la Charity Aid Foundation (CAF) en colaboración con Gallup, nos muestra información sobre el alcance y la naturaleza de las donaciones en el mundo. Para desarrollarlo, los participantes respondieron a tres preguntas que tienen relación con su comportamiento:

  • ¿Ha ayudado a una persona que no conocía y necesitaba ayuda durante el último mes?
  • ¿Ha donado dinero a alguna entidad con fines caritativos durante el último mes?
  • ¿Ha trabajado como voluntario en una organización durante el último mes?

Para elaborar este índice, se establece un promedio de las respuestas a estas simples preguntas. De un total de 139 países, España se encuentra en el puesto 71, por debajo de Bolivia y por encima de Zimbabue. Se sitúa, por lo tanto, justo en la media mundial.

Los números indican que solo la mitad de los españoles habían declarado haber ayudado a un desconocido. Nos situamos por encima de la media en lo referente a la segunda pregunta, ¿ha donado dinero a alguna entidad con fines caritativos durante el último mes? Sin embargo, solo un 14% declara haber participado en actividades de voluntariado.

Cifras globales

Según los datos del estudio, el número de donaciones ha disminuido a nivel mundial desde el último informe. Destaca también que todos los países occidentales que se sitúan en el top 20 han visto reducido su porcentaje con respecto al año anterior. Nueva Zelanda, EE. UU., Australia, Canadá, Irlanda, Países Bajos, Reino Unido, Malta, Islandia, Alemania y Noruega han visto una disminución de entre uno y cinco puntos porcentuales en su puntuación.

Myanmar encabeza el CAF World Giving Index por cuarto año consecutivo, a pesar de que su resultado se encuentra cinco puntos porcentuales por debajo del estudio anterior. La interpretación de CAF señala que este primer puesto puede estar propiciado por el estilo de vida de sus habitantes, que realizan donaciones frecuentes a aquellos que viven un estilo de vida monástico. Señalan también que el año pasado llegó a su puntuación más alta, impulsada probablemente por el optimismo previo a las primeras elecciones celebradas abiertamente en el país en 25 años. Sin embargo, la transición de una dictadura militar a un gobierno civil está resultando complicada, por lo que en 2016 se intensificaron los conflictos. Actualmente, las Naciones Unidas y otras ONG han intervenido en la defensa de los derechos humanos de los musulmanes rohingya, desplazados del país. Esta situación de inestabilidad es probablemente la causa de la caída porcentual de cinco puntos entre 2016 y 2015.

Siguiendo a Myanmar, lideran el ranking por este orden Indonesia, Kenia, Nueva Zelanda y EE. UU. En el punto más bajo se encuentran Georgia, Marruecos, Lituania, China y Yemen.

Un ranking para cada pregunta

Además de las cifras globales, el estudio presenta también diferentes rankings en los que se sitúan los países en relación a las tres preguntas de forma independiente.

  1. Los que más ayudaron a un extraño: según las cifras del estudio, Sierra Leona, Irak, Libia, Kenia y Liberia cuentan con un mayor porcentaje de personas que ayudaron a una persona en situación de necesidad. En el caso de Sierra Leona, primera en el ranking, el 81% de los encuestados declararon haberlo hecho en el último mes. Si no atendemos a porcentajes sino al número total de personas, destacan India, China, EE. UU., Indonesia y Brasil (países con una gran población).
  2. Los que realizan más donaciones económicas: lideran el ranking Myanmar, Indonesia, Malta, Islandia y Tailandia. El 91% de los encuestados birmanos y el 79% de los indonesios habían colaborado con alguna organización o entidad con fines caritativos durante el último mes. India, Indonesia, EE. UU., China y Paquistán destacan al contabilizar el número total de encuestados que declararon haber hecho una donación económica.
  3. Los que realizan actividades de voluntariado: en relación a esta última categoría, sobresalen las puntuaciones de Indonesia, Kenia, Myanmar, Liberia y Tajikistan. La puntuación máxima indica que el 55% de los indonesios realizaron actividades de voluntariado durante el último mes. Un porcentaje pequeño si lo comparamos con los resultados más altos de los dos puntos anteriores (81 y 91%). Los a países en donde más personas realizaron tareas de voluntariado son los mismos que los que destacan por haber ayudado a un desconocido: India, EE. UU, Indonesia, China y Brasil.

El continente africano es el único que ha visto un aumento en los 3 rankings. Ha ido, así, en contra de la tendencia mundial a la baja.

España en los rankings

El 51% de los españoles declararon haber ayudado a un desconocido que precisaba ayuda durante el último mes, lo que sitúa al país en el puesto 67 de este ranking. El porcentaje cae hasta un 33% en lo referente a aquellas personas que realizaron una donación económica. Sorprendentemente, esta caída no supone una bajada en la lista, ya que España se mantiene en el puesto 43. El porcentaje relativo al voluntariado es el más bajo de los tres: tan solo el 14% de los encuestados declaró haber realizado tareas de voluntariado durante el último mes. Esto sitúa a España en el puesto 101 de la lista.

Estos datos ofrecen una imagen muy completa de cómo es el donante español y en qué se diferencia del de otros países. Suponen un material importantísimo para las entidades y organizaciones con fines solidarios, ya que permiten establecer objetivos y estrategias y mejorar su funcionamiento.

Guía de Fundraising para ONG
Como_hacer_Fundraising_en_ONG

Tengas o no tengas una estrategia de fundraising en tu ONG, esta guía te va a ayudar a sentar las bases y a aplicar, con éxito, una estrategia de captación de fondos.

¡Descargar mi copia gratuita!
Tania Alonso Cascallana

Author Tania Alonso Cascallana

Periodista y musicóloga. Me gusta aprender cosas nuevas, explorar el mundo y contar historias. Entre mis temas favoritos está el tercer sector.

More posts by Tania Alonso Cascallana

Leave a Reply

Así es el Perfil del Donante en España

12 min

¿Qué puede conseguir tu ONG con el Marketing Digital?

Únete a nosotros y recibe las mejores prácticas, herramientas y consejos para Organizaciones No Lucrativas con el Marketing Digital

¡Genial!

Algo salió mal.